Metas reales para controlar la diabetes

La realidad es que todos nosotros somos distintos y “nadie es igual a nadie” pero hay algunas pocas cosas que aplican a todos nosotros por igual. Una de ellas es que sin metas no se puede ser feliz.  El futuro sólo se hace interesante cuando existen metas.  Una persona sin metas estará aburrida o deprimida y sin deseos de vivir.  Lo que nos mantiene a todos entusiasmados por crear un futuro para nosotros y para los nuestros son nuestras metas.  Es importante tener metas para así uno saber hacia dónde dirigir su intención.  Por ejemplo, yo tengo la meta de ayudar a miles o millones de diabéticos a evitar lo que de seguro serán serios problemas de salud que les causarán sufrimiento a ellos y a sus seres queridos.  ¡Hay que tener metas y mientras más definidas estén nuestras metas mejor será!

Por otro lado nuestras metas deben estar basadas en VERDADES porque de otra forma nos dirigimos hacia una decepción.  En el tema de la diabetes han existido metas irreales, que no son posibles de lograr, como la de tratar de controlar la diabetes a través de la medicación.  No es posible controlar la diabetes a través de puramente usar medicación como el recurso principal porque la medicación, si bien muchas veces es necesaria, NO ESTÁ EDUCANDO AL PACIENTE DIABÉTICO y es un “callejón sin salida” que solamente beneficia a las compañías farmacéuticas.  Por más que nos quieran hacer creer que la solución para el diabético es medicar sus niveles altos de glucosa para reducirlos esto no es una verdad.  Dedicarse a puramente medicar al paciente para “controlar sus niveles de glucosa” es una mentira que es parte de la cultura de tratar de resolver los problemas de salud con alguna “pastilla milagrosa” y sin asumir responsabilidad por entender la diabetes o las causas del descontrol en ella.  La única solución real es EDUCAR AL PACIENTE y enseñarle a ENTENDER SU DIABETES para que así pueda controlar la diabetes en vez de que la diabetes le controle a él o a ella.

UN AMBIENTE DE FALSAS EXPECTATIVAS Y CONFUSIÓN

El control de la diabetes es un tema lleno de falsas expectativas y confusión.  Por ejemplo, el énfasis que se ha estado promoviendo para controlar la diabetes es el de medicar en vez de educar.  Por otro lado, la “educación al diabético” que se ofrece está basada en teorías llenas de agujeros con pésimos resultados. Teorías como la “teoría de las calorías” y el control de las grasas mientras el diabético se engulle desmedidamente de alimentos Tipo E (ENEMIGOS del control de la diabetes) que son los que aumentan los niveles de glucosa al punto de causar daños severos al cuerpo.  Los médicos tratan de hacer lo mejor que pueden medicando los síntomas de una diabetes descontrolada por la dieta incorrecta.  A los pacientes diabéticos les hablan de “contar calorías”, de comer muchas pequeñas comidas al día, de utilizar una “dieta balanceada” que nadie ha definido o de un sistema complejo de “unidades de intercambio” entre alimentos que ninguno entiende.

Por otro lado los planes de seguros médicos están penalizando a los médicos por el “descontrol en la diabetes” de sus pacientes y les exigen que “tengan al diabético en control” pero sin darle ninguna herramienta al médico para ayudar a su paciente a lograr ese control.  En efecto, la responsabilidad sobre el control de la diabetes está recayendo sobre el médico que ve al paciente por 20 minutos cada 6 meses y sobre la medicación que se les receta en vez de sobre el diabético que es quien padece de diabetes las 24 horas del día y los 7 días de la semana.  Se pretende que el médico resuelva en 20 minutos de consulta médica el descontrol en la diabetes que el diabético está creando todos los minutos de su día.  Fuera de lo que el medico estudió en la escuela de medicina por largos años, y de su indudable buena intención de ayudar, la única herramienta adicional que tiene para lograrlo es su libreta de recetas médicas y la promoción incesante de nuevos medicamentos de las compañías farmacéuticas.   En verdad hay que tenerles lastima a los médicos que se pasan la mayoría del día oyendo principalmente “malas noticias” porque sus pacientes continúan empeorando o necesitando cada vez dosis más altas de medicamentos para el control de la diabetes.  Mientras tanto los médicos reciben una campaña incesante de promoción para los “últimos descubrimientos” de los medicamentos que están patentados[1] porque los que van perdiendo su periodo de patente, que son reemplazados por medicamentos genéricos (que no son de marcas reconocidas), ya no se recomiendan porque “el nuevo medicamento siempre es mejor que el anterior”.  Todo el mundo parece esperar pacientemente por ese “medicamento milagroso que controlará la diabetes” pero no acaba de llegar.  Para colmo todo esto pasa mientras que los planes médicos cada vez les pagan menos a los médicos por sus servicios para “contener los costos” y algunos planes médicos inclusive ahogan a los médicos financieramente haciéndoles esperar con pagos tardíos por los pagos de los servicios que ya los médicos les rindieron a los pacientes.   En efecto, reina la confusión y tanto los pacientes como muchos de sus médicos han llegado a perder las esperanzas de poder controlar la diabetes.

SÓLO CON LA EDUCACIÓN SE PUEDE AUMENTAR LA RESPONSABILIDAD

 No se puede ser responsable de algo que no se entiende.  Por ejemplo, si le entregáramos un vehículo de motor a alguien que no entiende como guiar lo más seguro es que se verá envuelto en un accidente.  La única solución para evitar una crisis de salud en los diabéticos es EDUCAR AL PACIENTE DIABÉTICO para que ASUMA MAYOR RESPONSABILIDAD sobre su condición y que de esa forma pueda trabajar en equipo con su médico para entre ambos lograr el control de la diabetes.  Tratar de sustituir la EDUCACIÓN que hace falta por más o mejor medicación es una estupidez e inevitablemente llevará tanto a los planes médicos como a los presupuestos gubernamentales de salud a la quiebra.  No hay ningún presupuesto financiero que pueda soportar indefinidamente el abuso de la sobre medicación y de las complicaciones de salud que continua agravándose si el paciente diabético no logra mejorar su control de la diabetes.

En verdad el énfasis nunca debió haber sido: “reducir los niveles de glucosa para controlar la diabetes”.   No hace lógica PERMITIR QUE LA GLUCOSA SUBA DEMASIADO PARA DESPUÉS TRATAR DE REDUCIRLA con medicamentos.  Permitir que la glucosa suba demasiado (más de 130 mg/dl), para luego tener que preocuparse por “bajar la glucosa”, es algo así como todos los días prenderle fuego a la casa donde uno vive para luego estarse preocupando en cómo apagar las llamas.  Hay medicamentos modernos que pueden reducir la glucosa pero no están libres de efectos negativos a la salud y en ese sentido ningún medicamento es seguro.  Por otro lado los gobiernos no van a poder indefinidamente continuar subsidiando un presupuesto de salud que los está llevando a la quiebra por los costos en los medicamentos y en los servicios médicos.  Está bien la idea de que los que estamos saludables paguemos contribuciones para que se ayude a los que están enfermos que tienen menos recursos que nosotros pero esto ya está llegando a un nivel ridículo que a todas luces se hará insostenible si los pacientes no se educan para controlar su propia condición.

El único verdadero énfasis correcto y la meta real para lograr un verdadero control de la diabetes debe ser: ¡EVITAR QUE LA GLUCOSA SUBA POR ARRIBA DEL PUNTO DE PELIGRO!   La otra meta que acompañaría a esta anterior debe ser LOGRAR QUE LA GLUCOSA SIEMPRE PERMANEZCA DENTRO DE LOS RANGOS NORMALES.

Podemos definir el PUNTO DE PELIGRO como 130 mg/dl.  La escena ideal sería que la glucosa nunca suba por arriba de 130 mg/dl al medirla a las 2 horas de haber comido.  Los verdaderos daños a la vista, nervios, riñones, corazón y a la salud en general empiezan a ocurrir cuando se sobrepasan los 130 mg/dl, por eso le llamo el PUNTO DE PELIGRO. (Basta G et al, 2004)  (Uribarri J et al., 2005)  (Toma L et al, 2009 ) (Bonnefont-Rousselot D, 2002 )

El RANGO NORMAL donde debería siempre encontrarse el nivel de la glucosa de un diabético a las 2 horas después de cada comida es entre 60 mg/dl y 130 mg/dl. Mantener la glucosa dentro de este rango normal en las medidas de glucosa que se hagan a las 2 horas después de haber comido es lo único que propiamente merecería llamarse BUEN CONTROL DE LA DIABETES.  Cada momento en el que la glucosa sobrepasa los 130 mg/dl representa un momento de DESCONTROL más un momento de PELIGRO para el diabético por los daños a las células que causa la glicación[2].  De la misma forma, si pasara que la glucosa a las 2 horas de una comida estuviera por debajo de 70 mg/dl el diabético se arriesga a una hipoglucemia (nivel demasiado bajo de glucosa) y también es un momento de DESCONTROL. Mientras más establemente se logre mantener la glucosa dentro del rango NORMAL (70 mg/dl a 130 mg/dl) mejor control de la diabetes se tendrá y menores daños se le causarán al cuerpo. (Hirsch IB, Brownlee M., 2005)

La GLUCOSA EN AYUNO es otra medida importante y es un índice del funcionamiento del hígado de un diabético y del buen o mal control que el diabético está teniendo sobre su diabetes.  El hígado es un “tanque de reserva de glucosa” (la glucosa almacenada se llama “glucógeno”) que cuando funciona bien mantiene los niveles de glucosa en su rango normal durante toda la noche.  Lo único medianamente aceptable es que al despertar y después de 8 horas sin haber comido la glucosa en ayuno sea menos de 100 mg/dl (99 mg/dl o menos).  Los diabéticos que amanecen con un nivel de glucosa de más de 85 mg/dl tienen un riesgo mayor de ataques al corazón.  Esto se demostró en un estudio con casi 2,000 hombres saludables que no eran diabéticos cuya glucosa en ayuno se midió por más de 22 años corridos.  Los resultados fueron sorprendentes ya que demostraron que los diabéticos que tenían niveles de glucosa en ayuno de más de 85 mg/dl tenían un 40% más de aumentos en muertes por enfermedades cardiovasculares[3].   Por lo tanto, lo inteligente sería tener una meta de nunca tener más de 85 mg/dl al tomarse la medida de glucosa en ayuno.  (Bjørnholt JV et al., 1999)

PRUEBAS PARA DIAGNOSTICAR Y MEDIR LA DIABETES

Existen varios tipos de pruebas que le ayudarán a saber si está controlando su diabetes o si la diabetes le está controlando a usted.   Estas pruebas, que son medidas científicas específicas, son las que guían al paciente y a su médico en el camino hacia el “control de la diabetes”.

PRUEBA DE GLUCOSA EN AYUNO:

La prueba más común es la de Glucosa en Ayuno (GA) que refleja la medida de glucosa en sangre en un momento en el que una persona ha pasado por lo menos 8 horas sin ingerir alimentos, como cuando usted recién despierta por la mañana.  Esta prueba es certera y los resultados no se afectan por su edad o por la cantidad de ejercicio físico que usted haga. Muchos médicos la prefieren porque es fácil, rápida y económica.  Su doctor compara los resultados de su prueba de glucosa en ayuna contra lo que se considera niveles normales que es tener no más de 99 mg/dl de glucosa en ayuno.  Si su prueba mide 126 mg/dl o más su médico posiblemente ordenará otra prueba por sospechas de diabetes. Si la segunda prueba, hecha en otro día, también refleja que usted tiene 126 mg/dl o más usted tiene diabetes.

Si su glucosa mide en el rango de 100 mg/dl a 125 mg/dl usted ya está padeciendo de prediabetes.  Seria hora de abrir los ojos y cambiar su curso de acción para evitar entrar a la diabetes que es un tipo de “calle sin salida” porque aunque es cierto que usted puede controlar la diabetes una vez la tenga no sé de casos que pueda realmente decirse que “ya no la tienen” o que “se curaron”.  Para mí que la verdadera diabetes se puede controlar pero no se puede curar porque siempre que se abusen de los carbohidratos refinados (alimentos Tipo E=ENEMIGOS del control de la diabetes) usted tendrá por periodos prolongados unos niveles de glucosa superiores a 130 mg/dl e inevitablemente su cuerpo no tardará en reflejar los daños.

Usted puede y debe hacerse frecuentemente su propia prueba de glucosa en ayuno con la ayuda de su glucómetro y las tirillas de medir la glucosa en su sangre.

Diabetes patient making glucose level blood test

PRUEBA HEMOGLOBINA GLUCOSILADA[4] (A1c):

La hemoglobina es una proteína (imagínese un pequeño pedacito de su carne) que existe dentro de las células que forman su sangre.  La hemoglobina es de color rojo por lo cual su sangre tiene un color rojo.  El trabajo vital de la hemoglobina es llevar oxígeno desde los pulmones hacia todas las células del cuerpo.  En otras palabras la hemoglobina es la que permite que las células de su cuerpo puedan respirar oxígeno para mantenerse vivas.  La glucosa, cuando llega a niveles excesivos (130 mg/dl o más) penetra las células de la sangre y como la glucosa es una sustancia “pegajosa” se pega a la hemoglobina causándole la muerte en un proceso llamado glicación. Mientras más glucosa haya en su sangre mayor serán los daños de la glicación.  La prueba de “Hemoglobina Glucosilada” también llamada “prueba A1C” mide cuanto por ciento (que parte o proporción) de la hemoglobina de su sangre ya ha muerto por causa del exceso de glucosa.  Imagínese pedacitos de usted que se han muerto para que tenga una mejor idea.

La prueba de hemoglobina glucosilada (A1c) es una de las pruebas principales que los médicos utilizan para detectar la diabetes pero adicionalmente es la mejor prueba que existe para saber si se están EVITANDO LOS DAÑOS que la diabetes fuera de control puede causar.  La prueba A1C es excelente debido a que refleja el promedio de glucosa que el diabético ha tenido en los últimos 3 meses.  Yo le diría que la A1C (hemoglobina glucosilada, hemoglobina muerta por la glucosa) puede considerarse como la PRUEBA SUPREMA de un diabético para saber si ha estado controlando la diabetes o si la diabetes le ha estado controlando a él o ella.  En realidad la prueba A1C es para el diabético como un EXAMEN FINAL porque refleja cuan buen o mal control ha estado teniendo en los últimos 3 meses.

La prueba A1C (hemoglobina glucosilada) está diseñada para hacerse en un laboratorio aunque últimamente se han visto equipos económicos y desechables que le permiten a un diabético medirse su prueba A1C en la comodidad de su casa.  No le garantizo que la exactitud de la prueba desechable de A1C sea de tanta exactitud como la que procesa un laboratorio profesional.

¿QUÉ SERÍA UN POR CIENTO “NORMAL” EN LA PRUEBA A1c?

 Hay desacuerdos entre los expertos en diabetes en cuanto a lo que podría considerarse un resultado de “por ciento normal” de hemoglobina glucosilada en la prueba A1c.   Mi doctor favorito de la diabetes, el doctor Richard Bernstein, quien personalmente es un diabético Tipo 1, en la página 54 de la tercera edición de su libro Dr. Bernstein’s Diabetes Solution dice (traducido del inglés):

“Para mis pacientes diabéticos los resultados de las pruebas A1c normal fluctúan entre 4.2 por ciento a 4.6 por ciento de hemoglobina glucosilada. La mia propia mide consistentemente 4.5 por ciento.”  (Richard K. Bernstein, MD, 2007)

El doctor Bernstein utiliza una dieta extremadamente baja en carbohidratos para sus pacientes y su estándar de control de diabetes puede ser bastante más difícil de lograr que el que recomiendo en la Dieta 3×1.  Quizás el punto a ver aquí es que en realidad sí se pueden lograr reducir la cantidad de glicación (daño celular por exceso de glucosa) cuando se utiliza una dieta correcta para lograrlo que definitivamente tendrá que ser una dieta baja en carbohidratos refinados o lo que en el libro Diabetes Sin Problemas© llamamos alimentos Tipo E (ENEMIGOS del control de la diabetes).

La organización que establece el procedimiento estándar que los laboratorios deben hacer para ofrecer la prueba A1c se llama NGSP y es una organización afiliada a la Universidad de Missouri en Estados Unidos.  Esta organización, después de hacer estudios con personas normales que no son diabéticos, determinó que los niveles normales de la prueba A1c deben estar entre 4.5 por ciento y 6.0 por ciento.  Yo definitivamente le recomendaría que usted no se permita estar más arriba de 6.0 por ciento en su prueba de A1c porque estarlo significa que hay partes de usted que se están muriendo en exceso y los daños no van a tardar en alcanzarle.

Por otro lado la Asociación de Diabetes Americana (ADA) recomienda un nivel de hemoglobina glucosilada (A1c) menor de 7.0 y la Asociación Americana de Endocrinología Clínica (AA-CE) recomienda un nivel de A1c de menos de 6.5.  Pero, los doctores como Richard Bernstein explican que estos niveles recomendados son demasiado altos y que se han venido recomendando porque en realidad la medicina tradicional no ha encontrado una manera efectiva de reducir la glucosa a un punto menos dañino.  Los doctores que más éxito han tenido ayudando a sus pacientes a controlar la diabetes, como el doctor Frank Shallenberger (libro The Type II Diabetes Breakthrough), recomiendan una hemoglobina glucosilada que nunca sea mayor a 5.5.  Durante el estudio medicamente supervisado que hicimos en NaturalSlim con 25 diabéticos vimos que algunos de ellos lograron reducir su hemoglobina glicosilada (A1c) a niveles tan bajos como 4.2 utilizando la Dieta 3×1.  O sea, que se puede lograr.

Viendo los estudios clínicos que se han hecho no estoy de acuerdo con la opinión de la Asociación de Diabetes Americana (ADA) que establece que 7.0 es aceptable para un diabético. Tampoco estoy de acuerdo con la de la Asociación Americana de Endocrinología Clínica que aceptaría un 6.5 como un buen por ciento en su A1c.  Yo le recomendaría que usted trate todo lo posible por mantenerse lo más cercano a 5.0 que pueda y si logra llevarlo a menos de 5.0 todavía sería mejor.  Estudios clínicos en Estados Unidos y en varios otros países encontraron que mejorar el control de la glucosa beneficiaba tanto a los diabéticos Tipo 2 como a los Tipo 1.  En general, cada punto de por ciento que se redujera en la prueba A1c (ejemplo, de 7.0% a 6.0%) puede reducir las complicaciones de salud (enfermedades de los ojos, riñones y nervios) hasta por un 40%.  (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades CDC, 2011)

La prueba A1c debería hacerse por lo menos 2 veces al año para evitar problemas.  Si tiene un plan de seguro médico puede que usted tenga que pagar un deducible un poco más alto por ella pero créame, vale la pena saber cómo han estado sus niveles de glucosa afectando la hemoglobina porque ello es un índice claro de cuanto bienestar o daño se le ha venido haciendo al cuerpo.  La escena ideal, para conservar la salud, sería que usted se hiciera la prueba A1C cada 3 meses o sea 4 veces al año.  Es interesante que hay personas que acostumbran llevar su carro por lo menos 2 veces al año a su mecánico para un “tune up” y cambio de aceite preventivo porque lo consideran importante y sin embargo no invertirían un poco de tiempo y dinero en proteger su cuerpo de un daño mayor.

Tengo una hija querida que es diabética y que vive en México (país líder en obesidad y diabetes mundial) y ella sigue nuestra tecnología del metabolismo utilizando la Dieta 3×1.  Recientemente mi hija me enseñaba con orgullo su prueba A1c con resultado de 5.2% que es excelente para un diabético, tiene su diabetes totalmente bajo control.  Como doloroso contraste recientemente también tuve la experiencia de hablar con un diabético de 45 años de edad de Puerto Rico que está teniendo que hacer diálisis[5] unas 3 veces por semana porque ha sufrido daños a sus riñones y me enseño una prueba A1C con un increíble 22% de células muertas.   En verdad, después de conocer la información del libro Diabetes Sin Problemas©, es usted quien decide si va a estar bien o muy mal por causa de la diabetes.  Hay herramientas para controlar la diabetes sin tantos medicamentos pero tiene que utilizarlas.

Si usted se pone una meta de nunca estar más arriba de 6.0 por ciento en su prueba A1c y de acercarse lo más posible a 5.0 o inclusive menos de 5.0 estaría teniendo una verdadera oportunidad de evitar los problemas de salud que la diabetes le puede traer.  Para mí que un nivel “normal verdadero” debe estar alrededor de 5.0 por ciento o menos pero puede ser difícil de detectar en la población porque existe un consumo excesivo de carbohidratos refinados, alimentos Tipo E, que es lo mismo que está creando la epidemia de obesidad mundial.  Mientras más bajo sea su por ciento en la prueba A1C mayor control usted estará demostrando sobre su diabetes.

En este momento todavía no existe una prueba mejor que la prueba de Hemoglobina Glucosilada (A1c) que le dé un mejor estimado de cuanto control o cuanto descontrol usted está teniendo con la diabetes.  Sea como sea, si usted quiere evitar la pérdida de la vista, la impotencia sexual, los daños a sus riñones, un ataque al corazón o inclusive una amputación de sus piernas o manos debe lograr que su prueba A1c sea de 6.0% o menos.  Con la ayuda de este libro y la asistencia profesional de su médico usted lo puede lograr.  No lograrlo significará, a la corta o a la larga, no solamente daños irreparables a su cuerpo y a su salud sino también sufrimiento y gastos innecesarios para sus seres queridos.  Vea esta tabla con la cual al saber los resultados de su Hemoglobina Glucosilada (A1c) podrá usted saber cuáles han sido los promedios de glucosa que ha estado manteniendo durante la mayoría de su día.

Tabla A1c y Glucosa Promedio Estimada

Nota: observe que en la tabla anterior en Estados Unidos, en México y en varios otros países los glucómetros dan una lectura de los niveles de glucosa en la sangre, en miligramos por decilitro (mg/dl), mientras que el resto de las medidas mundiales es en milimoles por litro (mmol/l)[6]. En la mayoría de los países del mundo la glucosa se mide en milimoles por litro (mmol/l). La mayoría de los glucómetros se pueden programar para mostrar los resultados en miligramos por decilitros (mg/dl) o milimoles por litro.

Le ha dado mucha importancia a los resultados que usted pueda lograr en el por ciento de hemoglobina glucosilada de su prueba A1c simplemente debido a que a todas luces esta es la prueba que le dará a un diabético la PREDICCIÓN DEL FUTURO.  El libro, Diabetes Sin Problemas© (El Control de la Diabetes con la Ayuda del Poder del Metabolismo) tiene el propósito de EVITAR LOS PROBLEMAS que la diabetes descontrolada le causará al diabético y a sus seres queridos.  Existen muchas situaciones en la vida (negocios, relaciones, planes futuros) en las que no es posible predecir el futuro por más que uno trate.  No obstante la prueba A1c sí le permite al paciente diabético saber cuánto daño está acumulando su cuerpo y eso le da una predicción clara de lo que le espera en el futuro: sufrimiento o salud.

Para diagnosticar la diabetes los médicos utilizan principalmente dos pruebas: Glucosa en Ayuno y Hemoglobina Glucosilada (A1c).  La forma en que saben los médicos si alguien tiene o no diabetes es comparando los resultados de estas dos pruebas con lo que serían los resultados normales.  De médico a médico el criterio de si se debe declarar a la personas como diabético o no puede fluctuar un poco pero en general hay bastante acuerdo en los siguientes valores para los médicos diferenciar y decidir (hacer el diagnóstico[7]) entre lo que es normal, prediabetes o diabetes.

PRUEBAS SANGRE A1C Y GLUCOSA EN AYUNO

TOLERANCIA A LA GLUCOSA ORAL:

La prueba de Tolerancia a la Glucosa Oral (TGO) es una prueba que se hace en un laboratorio y es bastante dura de hacer porque tiene usted que llegar en ayuno (sin haber comido nada en por lo menos 8 horas) para luego pasar unas 3 horas en el laboratorio mientras le dan a beber una cantidad de glucosa (unos 75 miligramos) y le miden la glucosa en sangre cada 30 o 60 minutos para ver como su cuerpo la tolera.  Aquí lo que se está midiendo es la habilidad del cuerpo de mantener los niveles de glucosa en los rangos normales lo cual también mide la sensibilidad de sus células a la insulina que produce su páncreas.   Se utiliza esta prueba para detectar diabetes o prediabetes.  Adicionalmente esta prueba es buena para detectar la llamada “resistencia a la insulina[8]” (insulino resistencia) que de continuar por demasiado tiempo terminará por requerir que usted se inyecte insulina.  Si la resistencia a la insulina continúa por demasiado tiempo las células productores de insulina de su cuerpo “se queman” en un esfuerzo por producir aún más insulina para reducir la glucosa y usted sin remedio terminará dependiendo de inyectarse insulina para sobrevivir.

Esta prueba siempre se hace en un laboratorio comercial debido a que requiere múltiples mediciones cada 30 o 60 minutos y el proceso entero de la prueba puede tardar hasta 3 horas.

GLUCOSA A LAS 2 HORAS DE HABER COMIDO (POSPANDRIAL[9]):

La prueba que mejor va educando al paciente diabético es la que él mismo se hace con su glucómetro a las 2 horas después de haber ingerido una comida.  Los diabéticos mejor controlados son aquellos que se toman su glucosa en ayuna todos los días y adicionalmente por lo menos una medida de glucosa 2 horas después de una de las 3 comidas del día.  Esto es así cuando usted ya tiene los niveles de glucosa rondando el rango meta de control (70 mg/dl a 130 mg/dl durante todo el día).  Si usted ha tenido medidas erráticas con drásticas subidas y estrepitosos declives (hipoglucemia), o lo que llamaríamos una “montaña rusa de medidas de glucosa” seria primero recomendable asumir el CONTROL midiéndose 4 veces al día (glucosa en ayuno y otra medida a las 2 horas después de cada una de las otras 3 comidas del día: desayuno, almuerzo y cena).  Yo sé que estos son 4 pinchazos por día y que las tirillas de medir no son gratis.  Pero, me parece que en lo que usted aprende a reconocer que efecto tuvo cada combinación de alimentos que usted eligió para su Dieta 3×1 en su nivel de glucosa esto sería lo más inteligente.  No se puede lograr el CONTROL de la diabetes si antes usted no pasa por un proceso de aprendizaje de como SU CUERPO (que no es igual al de nadie) reacciona a lo que usted está comiendo.  Cuando usted de forma consistentemente pueda evitar que la glucosa haya sobrepasado el punto de daño, que son los 130 mg/dl, usted podría entonces reducir el número de medidas de glucosa que se hace por día a una o dos por día.  Lo que es seguro es que si no toma usted el CONTROL de la diabetes la diabetes tomará el CONTROL de usted.  Estos pinchazos con muestra de sangre para medir su glucosa pueden representar la diferencia en evitar la pérdida de la vista, los riñones, la neuropatía diabética, un ataque al corazón y hasta la impotencia sexual.

Esta prueba de glucosa pospandrial (2 horas después de las comidas) usted la puede y la debe hacer con su propio glucómetro lo suficientemente a menudo como para convertirle a usted (el paciente diabético) en un “experto en predicción”.  Es posible para un diabético llegar a conocer tan bien las reacciones de su cuerpo a los alimentos que pueda predecir con bastante precisión cuánto aproximadamente medirá su glucosa a las 2 horas de haber comido.  Es cuestión de interesarse en realmente conocer su cuerpo.  El ser humano no tiene límites en lo que puede lograr si realmente se propone algo firmemente.

METAS EN MEDIDAS PARA LOGRAR EL “CONTROL DE LA DIABETES”

                Si el diabético está controlando la diabetes o si la diabetes le está controlando a él o a ella se sabe por los resultados de estas 3 pruebas:

12-11-2013 2-01-57 PM

Las primeras dos pruebas, Glucosa en Ayuno y Glucosa Pospandríal (2 horas después de cada comida), usted se las hace con su glucómetro y podrían ser consideradas como los exámenes cortos de “quiz de comprobación” que los maestros le hacían en la escuela para medir periódicamente su aprovechamiento en los estudios.  La última prueba, la Hemoglobina Glucosilada (A1c) es su EXÁMEN FINAL como diabético y es la que determina si realmente usted está controlando la diabetes o si la diabetes le está controlando a usted.  Si su prueba A1C sale en más de 6.0 % usted está en riesgo. Un 6.0% quiere decir que 6 de cada 100 células de proteína de su sangre ya están muertas por el exceso de glucosa.  En Diabetes Sin Problemas© la meta para un “buen control” de la prueba A1c se fija en 6.0% o menos y para lograr lo que llamaríamos un “control excepcional” debe ser un 5.0% o menos.  El doctor Richard Bernstein en su libro Dr. Bernstein’s Diabetes Solution explica que él mantiene a sus pacientes diabéticos con resultados entre 4.2% y 4.6% en la prueba A1c lo cual es punto bien seguro donde se reduce dramáticamente la posibilidad de pérdida de la vista, daños a los riñones, ataques al corazón, neuropatía diabética o amputaciones.  (Richard K. Bernstein, MD, 2007)

METAS EN SALUD Y CALIDAD DE VIDA

 Además de las metas anteriores de lograr mantenerse en los rangos saludables de medidas de glucosa en ayuno o pospandrial y en lograr unos resultados en el rango aceptable (6.0% o menos) en su prueba de hemoglobina glucosilada (A1c) para evitar los daños a la salud deben haber otras metas en términos de salud y “calidad de vida” que son igual de importantes.

La primera meta en esta área podría ser: RESTAURAR EL METABOLISMO para sentirse bien con mucha energía y en plena salud mientras se evitan los terribles problemas (pérdida de la vista, amputaciones, neuropatía diabética, daños a los riñones, impotencia sexual, etc., etc.) que un descontrol en la diabetes puede ocasionar.   La característica principal de la vida es el MOVIMIENTO.  Las cosas vivas se mueven y las cosas muertas no se mueven.  Cuando se restaura el metabolismo se aumenta la ENERGIA que producen las células del cuerpo y la persona en efecto tiene más vida porque su cuerpo tiene más movimiento.   Muchos de los diabéticos obesos que adelgazaron en los centros NaturalSlim han podido regresar a participar de actividades deportivas o de entretenimiento que ya habían perdido al engordar y mantener su diabetes sin un buen control.  Otros han podido mejorar su desempeño en sus trabajos y sus ingresos simplemente porque les regresó la SALUD y la ENERGIA que brinda un metabolismo en buen estado.

La segunda meta podría ser REDUCIR LA DEPENDENCIA DE LOS MEDICAMENTOS a través de un buen control de la diabetes.  Invariablemente los diabéticos que aplican las recomendaciones de este libro Diabetes Sin Problemas© (hidratación adecuada, Dieta 3×1, limpieza de hongos, calidad de sueño, ejercicio, etc.) reducen tanto sus niveles de glucosa que muchos traen su diabetes a un punto donde sus médicos determinan que deben reducirles o eliminarles las dosis de los medicamentos tanto para el control de la diabetes (insulina inyectada, metformina[10]  y otros) como los medicamentos para otras condiciones relacionadas (alta presión, colesterol, triglicéridos, tiroides, insomnio, depresión, etc.).   En 15 años de práctica con diabéticos obesos que recibían nuestra asistencia en el sistema NaturalSlim vimos y documentamos los casos de miles de diabéticos que al adelgazar, hidratar su cuerpo, eliminar los refrescos, leche y los jugos de frutas lograron reducir su dependencia de medicamentos en muchos casos a cero.   Inclusive  vimos y documentamos varios casos de hombres diabéticos que padecían de impotencia sexual que pudieron recobrar su función sexual normal sin la dependencia de medicamentos como Viagra®[11].

La dependencia en medicamentos para controlar la diabetes también aumenta el riesgo de problemas de salud por errores o malos cálculos en las dosis a usar de los medicamentos.   Los medicamentos son químicos que no son naturales al cuerpo humano y todo lo que usted haga para ayudar a su médico a reducirle las dosis le vendrá bien.  Un estudio reflejo que un 28% de todas las visitas a las salas de emergencia estaban relacionadas a los efectos secundarios causados por los medicamentos.   (Tafreshi MJ,et al., 1999 )  Hay varios otros estudios que apuntan a lo mismo, los medicamentos recetados no deben ser la primera sino la última opción para reducir los niveles de glucosa de un diabético.    (Queneau P,et al., 2007)  (Yee JL,et al., 2005)

No existe tal cosa como un medicamento recetado o de venta libre que no tenga algún efecto secundario o potencialmente peligroso para su salud.  Es aconsejable para los diabéticos y para el público en general el evitar, siempre que sea posible, hasta los medicamentos que no requieren receta médica que se consideran de uso común porque pueden ser peligrosos.  Por ejemplo, en el año 2003 los investigadores de un estudio que incluyo a más de 20 centros médicos de Estados Unidos descubrieron que el medicamento analgésico[12] común llamado acetaminophen (en algunos países llamado “Paracetamol”) que se vende bajo la marca Tylenol® había sido el causante de más de la mitad (51%) de todos los casos de daños al hígado.  (Lee WM et al., 2003)

Es importante que usted logre reducir la dependencia en los medicamentos recetados.  Fíjese que el estudio clínico ACCORD, donde participaron más de 10,000 pacientes, demostró que los diabéticos que lograban reducir la glucosa y mantener el “control de la diabetes” principalmente dependiendo de los medicamentos, no lograban reducir los ataques al corazón aun teniendo “niveles normales de glucosa” y mientras usaban más altas dosis de medicamentos recetados para tratar de lograrlo.   Pero peor aún, entre el grupo de los diabéticos que forzaron sus niveles de glucosa a bajar a través de la medicación hubo más muertes que los que no bajaron la glucosa con la ayuda de los medicamentos. La medicación químicamente puede lograr mantener los niveles de glucosa en un “rango normal” pero los diabéticos que lo hacen de esta forma, y dependiendo de los medicamentos recetados, se mueren en una mayor proporción.  Este estudio también demostró que la medicación agresiva no es la mejor solución porque inclusive los episodios de hipoglucemia (bajones de glucosa que producen mareos o accidentes) aumentaron dramáticamente en los diabéticos que estaban siendo agresivamente medicados para controlar los niveles de glucosa. (Boussageon et al, 2011)   De hecho los investigadores de este estudio llamado ACCORD llegaron a la siguiente conclusión (traducida del inglés):

“Los resultados generales de este meta-análisis[13] no demuestran un beneficio del tratamiento para la reducción intensiva de la glucosa en la incidencia de mortalidad por todo tipo de causas o en la muerte por problemas cardiovasculares.  Un aumento de 19% en la mortalidad por todos los tipo de causas y un 43% de aumento en la mortalidad por problemas cardiovasculares no pueden ser excluidos.”   

La tercera meta podría ser LOGRAR ADELGAZAR si resulta que usted pertenece a ese 85% de los diabéticos que tienen problemas de sobrepeso u obesidad.  Para los diabéticos que están sobrepeso u obesos los beneficios de adelgazar son múltiples.  Les baja la presión arterial, se les regulan los niveles de colesterol y triglicéridos, se le dejan de hinchar las piernas, se les mejora dramáticamente los problemas de mala circulación, se les mejora increíblemente la calidad de sueño, les aumenta la energía al punto que no se cansan con facilidad y su estado emocional más estable y sereno se hace notar.  En NaturalSlim no cesamos de maravillarnos por las dramáticas mejorías de salud que obtienen los diabéticos que adelgazan.  Todavía después de 15 años de ver a miles y miles de diabéticos que al mejorar su metabolismo tal parecía que “regresan a la vida” no nos deja de sorprender lo que un buen “estilo de vida saludable” puede lograr.  En los centros NaturalSlim hemos visto cientos de casos de diabéticos obesos que parecían apnea del sueño que al adelgazar se les desapareció totalmente la apnea del sueño.

La cuarta meta podría ser LOGRAR LOS NIVELES DE GLUCOSA NORMALES QUE TIENEN LAS PERSONAS SIN DIABETES.  A usted, en este momento esta meta pudiera parecerle irreal, sobre todo si ya usted lleva muchos años “batallando con su glucosa” sin tener buenos resultados y recibiendo constantes regaños o advertencias de su médico.  Lograr niveles de glucosa iguales a los de las personas sin diabetes es posible en muchos casos.  Lo que es siempre cierto es que no se puede controlar algo que no se comprende. Tratar de controlar la diabetes sin entenderla es algo así como tratar de volar un avión sin haber dedicado tiempo a aprender lo que tiene que saber un piloto aéreo para volar sin estrellarse.   Si usted no tiene una buena compresión de la diabetes y de sus distintos factores de descontrol usted tarde o temprano se estrellará.  Si usted decide que el único que tiene que saber mucho sobre la diabetes es su médico usted sin remedio se dirige hacia el sufrimiento que la diabetes de seguro le causará a usted y a sus seres queridos, porque quiéranlo o no, se verán afectados por los problemas que causará su falta de conocimiento.

Según explica el doctor Richard Bernstein las personas que no padece de diabetes generalmente mantienen unos niveles de glucosa en la sangre de entre 80 mg/dl a 100 mg/dl.  Aunque existen momentos en los que la glucosa puede subirles tan alta como a 160 mg/dl o tan baja como 65 mg/dl estas variaciones no son usuales.  El cuerpo trata siempre de mantener la llamada homeostasis[14] que es un estado de equilibrio interno donde el cuerpo hace lo posible por evitar las fluctuaciones o cambios excesivos.  Lograr niveles de glucosa normales como los de una persona que no es diabética es posible para muchos diabéticos si aprenden a controlar su diabetes con la ayuda del metabolismo.  Personalmente conozco a cientos de diabéticos que adelgazaron con el sistema NaturalSlim e inclusive a algunos que lo lograron después de leer mi libro El Poder del Metabolismo donde por primera vez se explican los factores del metabolismo que pueden ayudar a una persona a adelgazar y a controlar la diabetes.  Tenemos sus testimonios, tenemos sus copias de análisis de laboratorios, SE PUEDE LOGRAR.  Hay diabéticos que lograron tan buen control de su diabetes aplicando los conocimientos sobre el metabolismo que ellos juran que “ya yo no soy diabético” o “me curé de la diabetes”.  Aunque sé que estos diabéticos están llenos de entusiasmo por sus resultados yo soy más realista y reconozco que hasta donde yo sé la diabetes no tiene cura.  Lo que sí se puede lograr a través de la aplicación de los conocimientos sobre el metabolismo humano es un nivel de control tan excelente que el diabético llegue a sentir que ya no tiene diabetes.   En realidad, continua teniendo diabetes y debe permanecer de por siempre visitando periódicamente a su médico.   Al punto aquí es que HAY ESPERANZA.

El libro Diabetes Sin Problemas© es un enfoque totalmente fresco para controlar la diabetes utilizando el sentido común y los conocimientos que se han incorporado en la tecnología de restaurar el metabolismo que por más de 15 años hemos utilizado con éxito en los centros para adelgazar NaturalSlim.   Tal como sugiere el dicho “por el fruto se conoce el árbol” la prueba final de si lo que sugiero en mi libro es cierto o no estará en los resultados que usted o su ser querido obtendrá al aplicarlos a sus vidas.   Recuerde consultar con su médico antes de empezar a aplicar mis recomendaciones sobre intentar el control de la diabetes con la ayuda del poder del metabolismo.


 

[1] Patente: Cuando una compañía farmacéutica crea una nueva droga o medicamento entra a un periodo de protección legal en el que ninguna otra compañía puede vender ese mismo medicamento por lo cual tienen una exclusividad que les permite no tener ninguna competencia y cobrar por su medicamento el precio que ellos deseen.  A esta protección se le llama “una patente”.

[2] Glicación: La glucosa como todo azúcar tiene una característica de ser “pegajosa” como lo es la miel o como sería el almíbar que usted podría crear al derretir el azúcar de mesa para preparar un postre.  El exceso de glucosa se pega a las proteínas de las células, les quita la respiración y en efecto las ahoga en glucosa por lo cual les destruye su funcionamiento normal.  La glicación causada por el exceso de glucosa va destruyendo los tejidos más delicados del cuerpo que incluyen sus riñones, los ojos, la función sexual y otros.  La glicación está muy relacionada al envejecimiento, a las cataratas y a otras complicaciones de salud.

[3] Enfermedades cardiovasculares: el sistema cardiovascular es el sistema circulatorio del cuerpo por donde pasa la sangre que incluye el corazón, las venas, las arterias y los capilares (los más pequeños conductos de sangre).  Los daños a este sistema que está compuesto de todos los conductos por sonde fluye la sangre que le da vida a las células producen ataques al corazón, derrames cerebrales y otros serios problemas de salud.

[4] Glucosilada: Se refiere al daño que la glucosa excesiva puede causar a las proteínas que componen las células del cuerpo.  En efecto quería decir “daño que la glucosa le ha hecho a las células”.  Por ejemplo, la prueba de “hemoglobina glucosilada” (A1c) mide cuanta “glicación” (destrucción celular) ha causado la glucosa.

[5] Diálisis: procedimiento médico con el cual se utiliza una máquina que funciona como riñón artificial para limpiar la sangre de una persona cuyos riñones han sufrido daño.

[6] Milimoles por litro (mmol/l): Los milimoles por litro son una unidad de medida que muestra la concentración de glucosa en un litro de sangre.  Esta unidad de medida se usa en las revistas científicas médicas y en ciertos países para indicar los resultados de los niveles de glucosa en sangre. Para convertir milimoles por litro (mmol/l) a miligramos por decilitro (mg/dl) sólo hay que multiplicar los mmol/l por 18.  Por ejemplo 10 mmol/l de glucosa sería lo mismo que 180 mg/dl.

[7] Diagnóstico: un diagnóstico  es la acción que hacen los médicos para interpretar los análisis de laboratorio y las manifestaciones de salud que tiene un paciente de forma de determinar qué tipo de enfermedad o condición está padeciendo la persona y así poderle ofrecer un tratamiento médico adecuado. La palabra viene del griego diagnostikós, que a su vez está compuesta de día-, “a través”, y gnosis, “conocimiento”.

[8] Resistencia a la insulina: También llamada “insulino resistencia” es una condición bajo la cual las células de su cuerpo se hacen insensibles a la insulina por lo cual los niveles de glucosa permanecen demasiado altos y su cuerpo, en especial el sistema circulatorio y el corazón, empiezan a sufrir daños permanentes.  Es una condición asociada al llamado “hígado graso” y a la obesidad que padecen la mayoría de los diabéticos.

[9] Pospandrial: posprandial significa “después de las comidas”. “Dolor posprandial” significa “dolor después de lo que se comió”, “glucosa pospandrial” sería la medida de glucosa “después de haber comido”. Palabra se construye de la combinación de “pos” (después) y del Latín “prandium” que quiere decir “comida”.

[10] Metformina: medicamento recetado que se vende bajo la marca “Glucophage” que en español se traduciría a “glucófago” que quiere decir “comedor de glucosa” por su efecto reductor de la glucosa de la sangre de un diabético.  Se utiliza en diabéticos con sobrepeso cuando la dieta no ha sido 100% efectiva en reducir la glucosa.

[11] Viagra: un medicamento recetado para la “disfunción eréctil” que es la forma técnica de llamar a la “impotencia sexual” en los hombres.

[12] Analgésico: medicamento que quita dolor, como la aspirina.

[13] Meta-análisis: se refiere a un método de combinar los resultados de varios estudios clínicos para identificar factores comunes entre ellos que puedan ayudarnos a obtener conclusiones o conocimientos de utilidad al mirar los resultados de un variado grupo de estudios en vez de un solo estudio.

[14] Homeostasis: palabra del griego hómos, “similar”; y stasis “mantenerse quieto”; que define la propiedad que tiene el cuerpo humano para regular su ambiente interno tratando de mantener una condición estable.  El cuerpo humano trata de mantener su equilibrio interno como por ejemplos entre rápido y lento, entre ácido y alcalino, entre frio y caliente y busca de todas formas mantener una estabilidad para el organismo.

4 opiniones en “Metas reales para controlar la diabetes”

  1. Muy buenas, recientemente ( 30 / 08 / 14 ), adquiri los libros en la charla que presento el Sr.Frank Suarez en San Jose, Costa Rica, en la cual participe como oyente, he comensado a leer el libro ” Diabetes sin problemas ” y deseo externarles desde ya que siendo diabético me he quedado atónito de mi ignorancia respecto a mi enfermedad, he iniciado de una sola vez mi dieta 3×1 y con apenas dos días de dieta ya he comenzado a ver mejoria en algunos detalles tengo menos hambre, de repente con más energía, cambios en la piel ; etc.
    Tengo mucha ilusión de experimentar estos cambios tan positivos para mi vida a corto ,mediano y largo plazo, se que estaré muy bien y compartire mucho todo eso con mis personas allegadas.
    Por ahora tambien tengo muchas dudas respecto a la alimentación, de repente no se si mas bien como muy poco o si podre comer mas pero mañana mismo espero comprar mi glucómetro para iniciar mis mediciones, voy a iniciar con las 4 medidas por día ( ayunas,desayuno,almuerzo y cena ), ya me formule una tabla para ir apuntando los datos y asi evaluar mi avance.
    Debo comentar que soy un hombre de 49 años, de 1.84 metros de altura y con un peso de 134 kilos, de metabolismo lento y que apenas el recien 26 de Agosto,me tomaron el nivel de glucosa una hora despues de mi desayuno y sali con 296 mmol, eso me alarmo mucho por eso corri urgente a escuchar la platica del Sr.Suárez , ya que nesecitaba que alguien me educara al respecto, imaginese que mi doctora me tiene tomando todods estos medicamentos, metformina 4 x día, glibenclamida 4 x día, tambien tomo para la presion alta, enalapril y anlodipina, y varios medicamentos mas, como dicen por ahi realmente soy una bomba de tiempo, espero revertir todo eso, muchas gracias por su ayuda estare en contacto,
    atte. Warner Vargas Patiño.

    1. Te felicito Warner por haberte educado sobre la diabetes con mi libro Diabetes Sin Problemas. La información que está explicada en este libro no ha estado disponible anteriormente para los diabéticos quizás porque el énfasis está en MEDICAR la diabetes en vez de realmente controlarla. No hay dudas de que seguirás mejorando tu salud mientras reduces la necesidad de medicamentos porque estás en el camino correcto de la VERDAD. Te invito a educarte aún más sobre el METABOLISMO de tu cuerpo en MetabolismoTV.com

  2. buenas noches señor Suarez, soy un diabético diagnosticado hace 10 años, tomando metformina y poniéndome insulina, antes de leer los dos libros. hace un año, empecé por anular prácticamente los carbohidratos y con la dieta 3×1 en 4 meses perdí 15 kg. tengo que decir que mido 1.80 y pesaba 88 kg al comienzo de la dieta. perdí sobre todo de la cintura. ahora mismo y por concierto con el medico, no me pongo insulina y estoy solo con metformina , 1 en mañana y otra en la noche. hice un cuadro total durante un mes con el glucómetro y estaba entre 115 antes de, y 150 después de comer. por la mañanas no conseguía bajar de 125.
    empecé a tomar al mismo tiempo cloruro de magnesio, hasta 2 y media medidas y desde hace un mes solo tomo una medida, pero he añadido picolinato de cromo y cinc mas complejo B y complejo minero-vitamínico completo. el único problema que veo es que no consigo bajar de los 125 por a mañana, aun tomando proteína por la noche antes de dormir y teniendo control total de las comidas. estoy haciendo un ejercicio regular por la mañana , media hora de caminata ligera y algo de gym , pero no consigo reducir la glucosa por debajo de esas medidas. he vuelto a leer los libros, veo los videos y no veo la forma de controlar mas la glucosa.
    lo que si padezco es de un apetito constante aunque no aumento de peso ni un gramo, mi estomago protesta . no se si la vitamina B aumenta las ganas de comer o es mi sensación.
    tengo que darle las gracias por todo lo que hace por nosotros los diabéticos, que es mucho y es una pena como dice, que los médicos de especialidad no sean capaces de cuando se detecta la diabetes no hacer un control mas profundo del sistema glandular y endocrino para determinar exactamente lo que pasa.
    gracias de nuevo. un saludo

    1. Saludos Jose Luis,
      Le felicito por todo lo que a logrado hasta ahora, sobre la glucosa en ayuno recomiendo vea: https://www.youtube.com/watch?v=K1TTAkX3V8E&t=83s Sobre no lograr bajar mas la glucosa, es vital entender que lo que no le permite bajar la azúcar tiene que ser un alimento que este consumiendo aunque sea tipo A. Tiene que evaluar todas las comidas y condimentos. También evalúe los niveles de stress, recomiendo vea: https://www.youtube.com/watch?v=vkygKTzLvxY

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *